Todos los procesos depurativos ayudan a mejorar nuestra salud en muchos ámbitos: purificación de nuestro organismo, prevención y mejoría de enfermedades, etc. Pero también ayuda a tener una mayor conciencia para reconocer y poder satisfacer las necesidades personales que tantas veces obviamos.

¿Qué función tienen?

La depuración posibilita que nuestro cuerpo elimine las toxinas acumuladas. Cuando el quiropráctico empieza a trabajar con nuestro cuerpo, en primer lugar tiene que “limpiar” malas posiciones asumidas durante tiempo, estrés acumulado (físico, químico y emocional), lesiones antiguas, etc. La crisis curativa es una reacción del cuerpo que puede aparecer durante el proceso inicial para eliminar todo lo acumulado y permitir que el organismo pueda mejorar y avanzar en los cuidados necesarios.

¿Cómo se manifiestan?

Aunque externamente pueda parecer que hay un empeoramiento de los síntomas, lo que está ocurriendo es que el proceso de mejora se ha iniciado, y el cuerpo se está preparando para recuperar el equilibrio perdido. La crisis curativa puede manifestarse de forma aguda aguda pero será de corta duración, si hubiera un empeoramiento sería más duradero en el tiempo y gradualmente, podría extenderse a varias zonas.

La sobrecarga de toxinas puede haberse producirse por motivos variados: mal funcionamiento orgánico, malas posturas, alimentación deficitaria o excesiva, tensión, emociones negativas, etc. . Lo que tenemos que tener claro es que se trata de un proceso  transitorio, por tanto aunque haya síntomas que se manifiesten (incluso algunos ya antiguos que ya no teníamos), es bueno ser conscientes de que esto puede ocurrir, y no decepcionarse ni  interrumpir el proceso y dejar de ajustarse,  para no entorpecer el avance hacia una mejora más duradera.

¿Cómo acompañarlas?

Hay varias pautas que nos permitirán llevar mejor este proceso:

  • Beber muchos líquidos (agua, caldos, zumos naturales, infusiones), seguir nuestra pauta de ajustes y aplicar frío local.
  • El descanso es esencial para poder sobrellevar este proceso y cargarnos con la energía necesaria para toda la reconstrucción a nivel orgánico y celular, de las lesiones o dolencias  internas previas.
  • Tener en cuenta que a mayor  número de toxinas acumuladas en el cuerpo, mayor pueden ser los síntomas que experimentemos: aumento de dolor, calambres, dolor cabeza, fiebre, estreñimiento o diarrea, irritabilidad,  dificultades para dormir o depresión entre otros.  Es necesario dejar que salga y se limpie todo para poder recuperarnos realmente, cuanto más se frene el proceso,  más tiempo tardaremos en llegar a la recuperación final.

El cuerpo se encarga de limpiar lo que ya no le sirve para iniciar un proceso de regeneración


¿Te ha parecido este, un artículo 5 estrellas? Déjanos tu valoración:

1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (5 votos, promedio: 4,60 de 5)
Cargando…

Llámanos

Solicita cita

Contacto

Bruc: (+34) 932650593 V. Olimpica: (+34) 932250244

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies
HORARIOS
close slider

Horario atención telefónica Bruc

Horarios de consulta para realizarse un ajuste quiropráctico.

De lunes a viernes de 9:00h a 20:00h

Sábados de 10:00h a 13:00h

Llamar

Horario atención telefónica Villa Olímpica

Horarios de consulta para realizarse un ajuste quiropráctico.

Lunes, Miércoles y Jueves de 9:30h a 14h y 16h a 20:30h

Martes de 9:30h a 18:30h

llamar

Horario Cita Informativa

Impartimos sesiones informativas para dar a conocer con detalle que es la quiropráctica. Reserva cita y empieza el camino hacia una nueva vida de salud óptima y bienestar

Lunes a las 20:00h

Solicitar cita
SOLICITAR CITA
close slider

Solicita cita ahora

Primera visita + Informe completo + Una sesión de ajustes por 75€

Acepto las condiciones de uso