La quiropráctica y las emociones

¿Cuántas horas dormiste anoche? ¿Dormiste bien y te sentiste rejuvenecido y recargado o tienes ganas de volver a la cama hasta mañana? 

Todos hemos sentido los efectos de una mala o varias malas noches de sueño: aturdimiento, neblina cerebral, pesadez y mal humor. Entonces, ¿por qué ocurre esto a veces aunque hayas dormido «lo suficiente»?

Mientras descansamos, nuestro cuerpo pasa por ciclos de sueño denominados según los patrones de ondas cerebrales durante estas etapas. Hay 4 ciclos diferentes dentro de nuestro sueño que van desde el sueño ligero al sueño profundo y de nuevo al sueño ligero. Un ciclo de sueño completo puede durar unos 90 minutos, lo que significa que podemos tener entre 4 y 6 ciclos de sueño en una noche. 

La importancia del sueño en tu salud
Las etapas 1 a 3 se denominan sueño NREM (movimiento ocular no rápido) y la cuarta etapa es el sueño REM (movimiento ocular rápido).  Las etapas 1 a 3 aumentan su profundidad a medida que se avanza, lo que significa que la etapa 3 es el nivel más profundo del sueño y generalmente es muy difícil despertar a alguien durante esta etapa. Sin embargo, es una de las etapas más importantes porque es cuando el cerebro entra en ondas delta. 

Estas ondas cortas son increíblemente importantes para restaurar el funcionamiento del cuerpo, para aumentar el sistema inmunológico y asegurar nuestra capacidad de pensar creativamente. Es cuando nuestro cuerpo está realmente «inconsciente» y puede recuperarse de un duro día de trabajo.  

La etapa 4 se denomina sueño REM debido al movimiento de nuestros ojos aunque estén cerrados. El movimiento rápido de los ojos indica que el cuerpo está inactivo, excepto los ojos y los músculos de la respiración. Esta etapa también es muy importante para la función cognitiva, la memoria y la creatividad. La fase REM es también cuando solemos tener nuestros sueños más vívidos.  

¿Qué tiene que ver todo esto con el sistema nervioso?

El cerebro es el centro de mando del resto del cuerpo y hay algunos lugares clave en el cerebro que regulan el sueño. El tronco encefálico trabaja con el tálamo y el hipotálamo para regular la información del cerebro y el cuerpo sobre el entorno, como por ejemplo si hay luz u oscuridad en el exterior, si el cuerpo está relajado o tenso para permitir que el sueño se introduzca y muchos otros factores que permiten iniciar las etapas del sueño. 

En el centro de nuestro cerebro se encuentra la glándula pineal, la glándula súper importante que trabaja para controlar nuestros niveles de melatonina, la hormona del sueño en relación con nuestros ritmos circadianos. La glándula pineal está directamente entre los dos hemisferios del cerebro. Ocupa una posición muy importante y trabaja directamente con las hormonas y el sistema cardiovascular. 

Hay varios problemas de salud que pueden provenir de la falta de sueño adecuado (desequilibrio hormonal y del metabolismo, problemas cardiovasculares, enfermedades mentales y depresión, falta de claridad e incapacidad para concentrarse, disminución de la interacción social y de la función inmune) sólo para nombrar algunos.

¿Cómo ayudan los ajustes a los ciclos de sueño?

Un ajuste quiropráctico puede ayudar a disminuir los niveles de estrés dentro del cuerpo y puede aumentar las funciones adecuadas del cerebro y del cuerpo. Limpiar el sistema nervioso de interferencias permite que el cuerpo esté más equipado para manejar el estrés (emocional, químico y físico) del entorno externo. Cada ajuste estimula el sistema nervioso central y permite el correcto flujo de información vital entre el cerebro y el cuerpo. 

¿Qué cosas puedo hacer en casa para asegurar un buen sueño?

¡¡¡Desenchufa!!! No te conectes a los dispositivos electrónicos al menos una hora antes de acostarte. La luz de las pantallas y el estímulo constante pueden disparar nuestro cerebro en modo activo, lo contrario que queremos para el sueño.

Cierra los ojos, pon las manos en el vientre y respira profundamente entre 10 y 15 veces. Tomar conciencia de nuestra respiración permite que la mente se concentre en lugar de correr en todas las cosas que tenemos que hacer o que no hicimos en el día.

La importancia del sueño en tu salud

Asegúrate de que tu habitación está a oscuras. La melatonina se activa con nuestros ritmos circadianos y éstos se producen de forma natural con el sol y en la oscuridad.

Haz algo de movimiento/ejercicio a diario. Mover nuestro cuerpo de forma natural ayuda a liberar el estrés y creará una sensación de cansancio a medida que se va desconectando del día.

Evite la cafeína, los estimulantes, el alcohol o los alimentos pesados antes de acostarse. Ayude a su cuerpo a conciliar el sueño evitando estos elementos al menos un par de horas antes de meterse en la cama.

El sueño debería ser una parte agradable y refrescante de nuestras vidas. Todos sabemos lo bien que sienta meterse en una cama suave y acogedora después de un largo día. Tu cerebro, tu cuerpo y tu salud te lo agradecerán si le das una noche de sueño adecuada. ¡Les deseamos a todos muy FELICES SUEÑOS!

¿Cuándo fue la última vez que te hiciste un chequeo quiropráctico?

Reserva tu cita para un estudio quiropráctico completo


¿Te ha parecido este, un artículo 5 estrellas? Déjanos tu valoración:

1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (6 votos, promedio: 5,00 de 5)
Cargando...
Whatsapp: 683162253 Bruc: (+34) 932650593 V. Olimpica: (+34) 932250244

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies